El cuidado de las bombillas del hogar

El cuidado de las bombillas del hogar

El cambio constante de una bombilla  es una situación un poco perturbante debido al precio que cotizan en el mercado. Una bombilla ahorradora de energía posee un precio considerable que se podría ahorrar si realizamos determinados actos que nos pueden ayudar a sacar su mayor potencial.

Frecuentemente el nulo o mal funcionamiento  de una bombilla se produce por el deterioro  o el calentamiento excesivo de los contactos que no se pueden ensamblar con el fondo del casquillo.  El método mas rustico para que la bombilla encendiera de nuevo consistía en realizar determinados golpes que unían bruscamente los contactos con el casquillo, pero la solución era exageradamente temporal.

Un método más efectivo para poder solucionar este problema consiste en soldar los conectores con el casquillo de manera delicada y precisa.  Para esta operación se necesitara un soldador eléctrico y estaño. En primer lugar, deberás soldar con mucho cuidado un poco de estaño sobre el contacto situado en el casquillo y luego esperar a que se realice efectivamente la soldadura. Ten mucho cuidado en la moderación de la soldadura ya que podría generar un cortocircuito.

Otro caso específico que también es muy común al momento de reparar bombillas consiste en el corto de uno de los dos filamentos del objeto.  Un bombillo consta por lo general de dos filamentos que al recibir la corriente eléctrica se calienta a una temperatura tan alta que emite luz visible. El problema que se observa es que no se puede generar este proceso  por el corto circuito que genera el mal funcionamiento de uno de los filamentos.

En esta situación serviría un pequeño golpecito que una los contactos para suplir  de energía el filamento sobreviviente. Sin embargo, existe un método un poco más complejo consistente en desarmar la bombilla e introducir un pequeño capacitor en el filamento roto para poder generar energía.

La importancia de estos pequeños conocimientos manuales nos permite además de horrar una determinada cantidad de dinero, contribuir a la conservación del medio ambiente de una forma fácil y sencilla.

Etiquetas

Te ha gustado este articulo? Compartelo!

Articulos Relacionados